titulo_carnepez

564044-fish

 

Los peces sienten, tienen complejos sistemas nerviosos que transmiten señales neuronales a la espina dorsal y al cerebro.

 

 Un gran número de estudios muestran además que los peces producen sustancias opiáceas (endorfinas y enkefalinas) presentes en el organismo únicamente cuando existe dolor, ante una fuente de dolor los peces emiten vocalizaciones y se retuercen tratando de alejarse de lo que les hace daño, como cualquiera de nosotros. 

Los peces tienen además desarrollados receptores sensoriales en el lateral de su cuerpo, esta linea lateral que van desde la cabeza a la cola les permite tanto detectar vibraciones bajo el agua así como la movilidad de otros peces o sus depredadores (pudiendo saber la distancia de ellos a la que se encuentran). 

Algunos peces son modificados genéticamente en las granjas de peces, mientras que el resto son enganchados por la boca o atrapados por enormes arrastreros (redes) que capturan y matan todo a su paso. No hay una pizca de duda de que los peces experimentan una amplia gama de emociones de miedo y dolor a la emoción y la felicidad, y todo lo demás de por medio.


El pescado no es saludable

Con el mercurio, las dioxinas y los PCB (bifenilos policlorados), la carne de pescado es el alimento más contaminado disponible. Además, una porción regular de carne de pescado tiene, en promedio, 31 mg. de colesterol


Algunos peces tienen omegas porque han comido algas o consumen otros peces que ya han comido algas. Cada vitamina, mineral y nutriente proviene de la tierra en forma de frutas, legumbres y hortalizas (mar o tierra), nueces, semillas, granos y legumbres. Los productos de origen animal contienen sólo pequeñas cantidades de vitaminas, minerales y nutrientes porque los animales comen plantas (mar o tierra).

Fuentes

Estadísticas del Departamento de Agricultura de Estados Unidos

- Ronan, M., Northcutt, R.G., 1990. Projections ascending from the spinal cord to the brain in petromyzontid and
myxinoid agnathans. J. Comp. Neurol. 291, 491–508.

- Ng, T.B., Chan, T.H., 1990. Adrenocorticotropin-like and opiate-like materials in the brain of the red grouper

COMPARTE: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedIn