titulo_carnevaca

Las Madres Robadas De Sus Hijos Y Asesinadas Por Su Carne:
Las Vacas

Las Vacas son los seres más maternales que podría conocer en su vida ya que el simple hecho de sentir a su cría lejos o con alguna complicación puede incluso llevarlas a la demencia y hacer lo impensable solo por buscarlas. ¿Cómo sonaría el grito de una madre como estas al ver como se le roba a sus terneros para terminar siendo el esclavo de la industria de la Ternera?, pues el más irritante y ensordecedor por supuesto, éstos animales no-humanos son perfectamente capaces de formar lazos maravillosos con nosotros así como lo hacen con los suyos, pensar, comunicarse y ayudar a otros es su día a día sólo que lastimosamente la valiosa vida de cada una de ellas termina hoy día con el cuchillo de un asesino y el tenedor de alguien inconsciente.
Inteligencia de las vacas

Las vacas tienen un buen oído y son muy sensibles a los sonidos agudos; de hecho son capaces de percibir sonidos de frecuencias altas inaudibles para nosotros (mientras que nosotros podemos percibir sonidos de frecuencias de hasta 3.000 Hz ellas son sensibles a sonidos de 8.000 Hz). Al igual que sucede con las sombras o los sobresaltos, el ruido repentino les provoca estrés.

Además de todo esto, las vacas también pueden sentir el tacto más sutil sobre su piel, imaginémonos lo que sienten cuando les atraviesan la oreja para ponerles identificadores.

Con respecto a su percepción, para las vacas es más importante su vista que su oido, pueden distinguir colores y ver en profundidad (perciben mejor las líneas verticales que las horizontales) y mientras comen hierba pueden ver permanentemente el horizonte. En general son animales muy sensibles a los movimientos y contrastes de luz, por ello, y a pesar de su gran curiosidad, basta una sombra en el suelo para que no quieran acercarse a esa zona o para tener miedo. Los terneros sufren estrés cuando son llevados a lugares que desconocen o no les son familiares (como cuando son transportadas en camiones hacia el matadero).

madre

Al principio se les permite pastar en los campos grandes, hasta que terminan en celdas cubiertas de suciedad en los últimos 10 meses de sus vidas. Después de que sus cuernos son cortados con un par de tenazas (descuerne). Las vacas pueden llegar a vivir unos quince años (normalmente se las asesina al año de su nacimiento para obtener de ellas una carne más tierna)
Imagen-sobre-las-vacas

Así como todos los procesos horroríficos en los que los cerdos, gallinas, pollos y peces pasan en su estadía pandemónica en las granjas, la Industria utiliza métodos que copian muy bien la discordia de nuestros tiempos de violencia medieval, como el Descuerne; Las vacas y sus contra partes masculinas son sometidas al corte sin anestesia de sus cuernos para evitar el daño de su piel al tener que luchar por su miserable espacio en las celdas.

A las vacas se les da soya, maíz y suplementos para engordarlas. Muchos repugnantes subproductos se mezclan con el alimento, así, como de cerdo y gallina, la sangre de los animales.

Ante este tipo de atrocidades solo hay algo que decir; Es injusto, pues no es nuestro derecho, en base a nuestras tradiciones, costumbres o hábitos denegarle a los animales su derecho sagrado de vivir. Ahora imagínese vivir diariamente frente a este tipo de imágenes crudas, en vivo y sin censura; Si sabe que no podría con el remordimiento y repugnante sensación a muerte, ¿Cómo ser partícipes de ésto a través de financiarlo?.
 
En cuanto a la ética, muchos términos de marketing se utilizan para manipular a la gente para que piense que la carne, lácteos y huevos se puede hacer feliz y humanamente. Pero no hay tal cosa como masacre feliz y humana al igual que no hay tal cosa como violación feliz y humana, esclavitud o feliz y humano abuso de menores.
FUENTES[1] Ames, D.R. (1974) Sound stress and meat animals. En: Proceedings of the International Livestock Environment Symposium. SP-0174, American Society of Agricultural Engineers, St. Joseph, Michigan, p. 324.
[2] Heffner, R.S. y Heffner, H.E. (1983) Hearing in large mammals: horse (Equus caballus) and cattle (Bos taurus). Behavioral Neuroscience 97 (2), 299-309.

[3] Darbrowska, B., Harmata, W. y Lenkiewiez, Z. (1981) Color perception in cows. Behavior Process 6, 1-10.
COMPARTE: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedIn