pesticidas
Animales Genéticamente Modificados y Pesticidas

 

La verdad es que el cien por ciento de los animales en las industrias de la carne, huevos y lácteos son modificados genéticamente (GM), mientras que toda la alimentación animal en Estados Unidos está compuesta de soya y de maíz GM. Si quiere evitar los organismos genéticamente modificados (OGM), el primer paso es la elección de un estilo de vida vegano.

Es importante comprender que cuando hablamos de carne de peces, vacas, pollos, etc. Estamos hablando de animales que vivieron en celdas cubiertos con excremento, enfermos y con otros animales roedores y voladores comiéndose partes de sus cuerpos a través de las heridas para luego, ser cadáveres que hace un buen tiempo empezaron a descomponerse, llenarse de moho y obtener un olor y color terrible, aún así, vemos ejemplares de colores brillantes en el supermercado. ¿Cómo? La mayor parte de la ingesta de pesticidas proviene de productos de origen animal debido a que la industria del huevo, carne y lácteos rocían a miles de millones de animales con productos químicos para matar las moscas y los mosquitos que propagan enfermedades de animal a animal. 

Estos productos químicos se filtran a través de los poros, donde son almacenados de forma permanente en la carne de los animales. además que para evitar la pudrición se cubren las carnes con nitrato, lo que le da un tono brillante a éstas, el nitrato es un agente cancerígeno muy peligroso al igual que la dioxina y PCB’s presentes en peces. Sólo un pequeño porcentaje de la ingesta de pesticidas proviene de alimentos de origen vegetal. Pero la mayoría de los residuos se puede lavar con bastante facilidad. Entonces, si desea evitar los alimentos transgénicos debe comenzar con todos y cada uno de los productos animales, la soya y el maíz, los demás productos de origen vegetal pueden ser encontrados de manera orgánica.

COMPARTE: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedIn