Desde nuestra inserción en el sistema educativo convencional nos enseñaban a mostrar respeto y compasión a nuestros amigos humanos y los perros y gatos mientras que el único acercamiento y relación que teníamos con las inocentes gallinas, cerdos, peces y pavos existía cuando nos hacían dibujarlos en una pirámide alimenticia con un cerdo en la sección “proteínas”, un pez en la sección “Omega 3″ y una vaca en la sección “b12″.

 

De la misma manera como las ideologías políticas están diseñadas para hacer a sus seguidores creer y apoyar fielmente cada cosa que diga su líder sin importar las consecuencias catastróficas que sus acciones conlleven, existe algo llamado “superiorismo“, que no es más que una doctrina dominante que busca hacer a sus partidarios justificar el Holocausto de más de 160 mil millones de animales asesinados por la Industria cada año a través de los mismos argumentos falaces y frágiles que se nos fueron inculcados en etapas tan básicas de la vida como el colegio.
 
Cabe destacar que este tipo de doctrina es de la cual fue exactamente basado el Nazismo, en el cual se estudiaba el “por qué” personas pertenecientes a la religión judía merecían morir y cuales eran los beneficios de su sacrificios, y, ¿Qué nos enseñaron en el colegio? Pues exactamente lo mismo pero con los animales, nos enseñaron que los cerdos son “sucios” porque se revuelcan en el lodo pero nunca nos dijeron que su piel es 10 veces más sensible que la nuestra y al estar bajo el sol deben refugiarse de éste para evitar una insolación mortal o que se les dan drogas para hacerles comer 4 veces más y engordar en niveles anormales o que las vacas son los seres más maternales de todas las especies existentes en el mundo o que los peces son criaturas hábiles e inteligentes que logran vencer y burlar depredadores o enemigos trabajando en conjuntos multitudinarios.

El Superiorismo

El superiorismo es la ideología que nos condiciona a comer ciertos animales. El superiorismo es una ideología dominante, creando creencias, comportamientos, leyes, normas, etc. Y es una ideología violenta, cuyos principios van en contra de los valores humanos fundamentales. Por lo tanto, el superiorismo como otras ideologías violentas, necesita usar un conjunto de mecanismos sociales y psicológicos para permitir a la gente compasiva participar en practicas inhumanas sin comprender realmente lo que están haciendo.
 
Tendemos a pensar que son los veganos y vegetarianos los únicos que llevan sus creencias a la mesa. Pero la mayoría de la gente lo hace, por ejemplo, las personas comen cerdos pero no perros porque de hecho tienen un sistema de creencias cuando se trata de comer animales. Mientras que comer animales no es necesario para la supervivencia, es una elección, y las elecciones siempre tienen su origen en las creencias.
 
La negación (expresada mediante la invisibilidad) es la defensa principal del carnismo. Si en primer lugar negamos que haya un problema o un sistema de creencias, entonces no tendremos que hacer nada al respecto y no podemos cuestionarnos sus principios. El superiorismo también mantiene a sus víctimas (por supuesto los animales, pero también los empacadores de carne, el medio ambiente y los consumidores humanos cuyos cuerpos y mentes son afectados por el consumo de animales) fuera de la vista y convenientemente fuera de la conciencia pública.
 
La justificación es otra defensa superiorista. El modo en que aprendemos a justificar el consumo de animales es aprendiendo a creer que los mitos de la carne (y de los huevos y los lácteos) son la realidad de la carne. Todos los mitos superioristas caen con lo que yo llamo las “tres n’s de justificación”: comer animales es normalnatural y necesario. No es una sorpresa el que esos mismos argumentos hayan sido usados para justificar una diversidad de practicas violentas, como la esclavitud o la dominación masculina.
 
El hecho de que digamos que es nuestra decisión y así como “respetamos la decisión de los veganos de no comer animales” ellos deben respetar la decisión de alguien de comer animales, es insensato. Es importante saber, que si usted no tolera el racismo y desea algún día vivir en un mundo sin él, comprenda que los veganos tampoco toleran el especismo y desean vivir en un mundo sin él, el sistema tiene armas, el Veganismo tiene libros, el Industria tiene violencia, el Veganismo educación, es hora de abrirnos al cambio que este mundo ha estado urgiendo por siglos para reconectarnos finalmente con el Reino Animal no-humano y sólo así empezaremos a sanar este mundo, sanarnos a nosotros y compartir compasivamente nuestro espacio con nuestros amigos y llegará el día que veremos el asesinato de un animal no-humano como el de un humano.
doblecara
COMPARTE: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedIn
  • Brandon Jerico Perez

    Superiorismo, una ideología fascista que debe ser eliminada.

  • Brandon Jerico Perez

    Se debería trabajar también en eso, es cambiar el sistema educativo, oponerse a que nuestros niños y niñas sean manipulados y metidos en la burbuja de egoísmo e ignorancia antropocentrista y especista, evitar que nuestros niños y niñas sean adoctrinados en las escuelas para pensar que gallinas, cerdos, peces, pavos y demás animales existen solo para estar en una pirámide alimenticia, para servir de entretenimiento o para experimentos, en pocas palabras, para ser nuestros esclavos, debemos exigir que los niños, niñas y adolescentes de todo el mundo tengan una educación mas ética e imparcial.