¿Qué Hay De Malo Con McDonald's? – Humano Vegano


La basta mayoría de nosotros crecimos sucumbidos en el monopolio de la cadena de restaurantes más “exitosa” del planeta que hasta nuestros días no ha sino invertido muy bien su capital en posicionarse a la fuerza como una nueva dependencia. La cruda realidad es que Mcdonald’s forma parte de las empresas dentro del poderío del “Nuevo Orden Mundial”, acabando con la salud, el planeta y los animales no-humanos. He aquí unas cuantas razones del por qué Mcdonald’s es una de las más grandes de los peores desastres de nuestro planeta, léelas con una mente abierta:

Destrucción del medio ambiente

La empresa es líder mundial en el uso y compra de carne, y por lo tanto en la cría de animales. El excremento hacinado en granjas de éstos animales emite gas metano, uno de los principales responsables del efecto invernadero y del calentamiento global. Las hamburguesas están hechas, principalmente, de tendones, lenguas, encías, párpados, hocicos, intestinos, rabos y sangre. El relativamente bajo precio de sus productos en comparación a otras cadenas se debe al uso de deshechos de otras industrias para hacer sus productos. Mientras alrededor del mundo millones de niños mueren desnutridos, se despilfarran grandes superficies de tierra cultivable para la ganadería y para el cultivo de alimentos destinados a los animales cuya carne y otros productos abastecen a éste tipo de empresas. Su publicidad está destinada en un más de 80% al lavado de cerebros en niños para hacerlos títeres que olvidan la bondad y valor de la comida nutritiva. Con sus locales coloridas, juegos, la promesa de un juguete de regalo, crean en los niños el impulso de entrar (acarreando también a sus padres). La mayoría de los 4.000 trabajadores que producen juguetes destinados a las “cajitas felices” de MacDonald’s tienen menos de 14 años de edad. Su jornada de trabajo es de 16 horas diarias todos los días de la semana. Duermen amontonados en cuartos cercanos a la fábrica y se ven obligados a aceptar ésta esclavitud laboral debido a su pobreza financiera.

Hamburguesas que no se descomponen

Sally Davies, artista residente de Manhattan, hizo el experimento de dejar una hamburguesa de McDonald’s durante 6 meses a la intemperie: sorprendentemente, ésta nunca entró en proceso de descomposición. Se trató de “The Happy Meal Project”.

Intoxicaciones con su comida

En 2003 hubo casos de contagio del Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) por el consumo de hamburguesas de Mcdonald’s además de los cientos de casos anuales de intoxicación con la carne putrefacta y rociada con hidróxido de amonio de empresas como ésta. Probablemente no quieras ir a un restaurante de Mcdonald’s más nunca en tu vida y así debe ser, aunque, tal vez creas que “no vale la pena arruinarle la infancia a los niños diciéndoles la verdad” pero realmente la mente abierta, compasiva y receptiva de los niños comprende muy bien la penuria y problemas de otros y su capacidad de querer involucrarse y mejorar nos sorprende a los adultos. Has llegar ésta información a tus hijos y a toda persona que conozcas, juntos podemos boicotear ésta empresa en decadencia. COMPARTE: